Somalia declara el "estado de guerra"

Localizado en buen estado ciudadano español buscado tras la avalancha de Mocoa
Tres muertos en un gran tiroteo en una escuela de San Bernardino, California

El presidente de Somalia, Mohamed Adbullahi Farmaajo, ha declarado hoy “el estado de guerra”, con el fin de derrocar al grupo yihadista Al Shabab, afiliado a Al Qaeda desde 2012, que todavía controla amplias zonas del sur y el centro.
“No vamos a esperar que los elementos violentos detonen nuestro pueblo, debemos atacar y liberar zonas en las que están estacionados”, dijo el dirigente Abdullahi, ya que “Al Shabab tiene cerca de 5.000 combatientes, pero nosotros somos más de 12 millones de personas”.
Además, el mandatario somalí ha ofrecido amnistía, en un plazo de 60 días, a los “jóvenes de Somalia que fueron engañados por luchadores extranjeros” brindándoles una oportunidad para que “se entreguen antes de que las balas les alcancen”.
“Hacemos un llamamiento a los jóvenes entre Al Shabab a venir a nosotros, vamos a darles cobijo y educación (…) Vamos a tener buen cuidado de ellos si se unen a nosotros”.
Desde el anuncio de Al Shabab en 2012 de su adhesión formal a Al Qaeda, lucha por instaurar un estado islámico de corte wahabí en Somalia, donde perpetra regularmente atentados contra civiles, policías, representantes del Gobierno y militares.
Horas después de la declaración del estado de guerra, Ibrahim Isack, funcionario de la policía local, ha informado a France Presse de un atentado a un minibús que transportaba a 21 personas al pasar por encima de una mina. Según informa Efe, la cifra de muertos llega a los 17, entre ellos cinco niños. El atentado se produjo en Golweyn, pueblo a unos 110 km de Mogasdiscio, la capital somalí, zona controlada por Al Shabab. Fuentes militares somalíes atribuyen los hechos a Al Shabab.
Desde la adhesión de Al Shabab a Al Qaeda en 2012, el último ataque imputado oficialmente al grupo terrorista antes del ocurrido hoy fue ayer, cuando al menos ocho personas murieron en un restaurante de Mogadiscio, tras un atentado con coche bomba que también causó varios heridos. El suceso se produjo luego que el nuevo ministro de Seguridad, Mahamed Abuukar Islow, prometiese un plan para reforzar la seguridad. en Al Mukarama, barrio de Mogadiscio.
Somalia es uno de los cuatro países que Stephen O’Brien, secretario adjunto de Asuntos Humanitarios de la ONU, ha establecido en riesgo de hambruna, junto a Sudán del Sur, Yemen y el nordeste de Nigeria, en donde viven unos 20 millones de personas bajo el umbral de hambruna o riesgo de caer en ella. La ONU ha alertado que se actúa de inmediato para frenar la situación el Estado sufrirá una nueva hambruna en la segunda mitad de 2017, como la ocurrida en 2011, cuando murieron unas 250.000 personas.
Asimismo ante una de las mayores sequías de los últimos años y el brote de cólera en el país africano, más de 400 personas han muerto en el sur de Somalia en lo que va de año. Por su parte, cientos de personas permanecen hospitalizadas, debido a la escasez de agua.

Comments are closed.