Corea del Norte realiza otro ensayo de lanzamiento de misil balístico

Trump desmantela la política ambiental de Obama contra el cambio climático
Reino Unido ante el Brexit y el desafío independentista escocés

Corea del Norte habría llevado a cabo otro ensayo de un lanzamiento de un misil balístico, días después de que el Ejército surcoreano informara de otra prueba realizada por Pyongyang que habría acabado en fracaso. Fuentes del Departamento de Defensa de Estados Unidos han confirmado a la cadena CNN el lanzamiento, que sería el tercero que Pyongyang lleva a cabo en las últimas semanas utilizando tecnología similar, y que habría tenido lugar el pasado viernes.
Una de las fuentes ha señalado que la información preliminar apunta a que la tecnología de motor utilizada en este ensayo podría implicar un posible lanzamiento de un misil intercontinental. La posesión de misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés) implica que Pyongyang podría alcanzar suelo estadounidense en un ataque. Washington señaló que el último proyectil lanzado por Corea del Norte el pasado miércoles y cuyo lanzamiento acabó sin éxito no era un ICBM.
Además del de la semana pasada, las autoridades japonesas y surcoreanas confirmaron a principios de mes el lanzamiento de cuatro misiles balísticos por parte del Corea del Norte. En la actualidad existe un clima de tensión en la península coreana tras los últimos ensayos nucleares y balísticos llevados a cabo por Pyongyang, criticados por la práctica totalidad de la comunidad internacional.

Más aviones

En este contexto, Estados Unidos ha anunciado este lunes que los Marines desplegaron, también el pasado viernes, una serie de F-35B, un avión de combate polivalente de quinta generación, en Corea del Sur. Es la primera vez que se depliega este ejemplar, como parte de una serie de ejercicios que arrancaron la semana pasada. El portavoz del Pentágono, Jeff Davis, ha informado a la prensa de que se trata «de la primera ocasión» que Washington opera con F-35B en Corea del Sur. El despliegue de estas naves forma parte de un ejercicio de entrenamiento conjunto con el Ejército surcoreano que Davis ha definido como ejercicio «de naturaleza defensiva».
«Huelga decir que estamos comprometidos con la defensa de Corea del Sur y de Japón contra cualquier agresión procedente de Corea del Norte», ha explicado. Corea del Norte justifica su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos. Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953.
Fuente: ABC

Comments are closed.